TODO HOLISTICO

TODO HOLISTICO
Todos Somo UNO

miércoles, 4 de mayo de 2016

Ceremonia de Cacao Apertura del Corazón y Conexión con el cielo y la tierra





ATENTA INVITACIÓN
Ceremonia de Cacao y Circulo de cantos guiado por Ale Sai y Cynthia Sánchez

Abriremos el espacio sagrado para acompañar la celebración a la vida, nos prepararemos para recibir la energía y el calor interior que nos trae el Cacao y el maíz, en un entorno hermoso en la naturaleza. Seremos puente entre culturas, honraremos las semillas para que los frutos cosechados nos den alimento para el cuerpo, mente y espíritu. Compartiremos cantos, música, vibración y dejaremos que nuestra alma se exprese y se expanda con la vibración del amor. Acompañan Ale Sai (Moksha ) con sus cantos e instrumentos de fortuna y tod@s los herman@s que deseen compartir su medicina.

Jueves 05 de Mayo a las 19 Hrs.
En Puerto Morelos, Quintana Roo México


Ceremonia de Cacao
Aportación amorosa $150.00

Esta ceremonia es perfecta para todos aquellos que desean acelerar y activar su evolución, soltar lo que ya no les sirve, activar lo estancado y sanarlo, aumentar la energía vibracional y para todas las personas que deseen estimular el corazón para sanarlo y expandirlo en vibración amorosa.


El cacao alimento de Dioses
El cacao ya era cultivado por los mayas hace más de 2,500 años. El nombre “cacao” deriva de la palabra náhuatl cacahoatl o cacahuatl, que significa “jugo amargo”, y “chocolate”, a su vez, lo hace de la palabra maya chocol, esto es, “caliente” y “agua”, respectivamente.

En el siglo XVIII, el naturalista Carolus Linnaeus, basado en las creencias de los mayas y aztecas, denominó al árbol de cacao con el nombre científico de Theobroma Cacao, su significado en latín es “alimento de los dioses”. Este árbol es símbolo de abundancia, gobernabilidad y ascendencia (raza, casta) y sirve como un conducto metafórico por el cual las almas de los humanos y los dioses viajan a través de la tierra, el cielo y el infierno.

El fruto del árbol de cacao es una baya grande, llamada “mazorca”, carnosa, aovada, amarilla o púrpura, de 15 a 30 centímetros de largo por 7 a 10 de grueso, puntiaguda y con una especie de canales a todo su largo; cada mazorca contiene por lo general entre treinta y cuarenta semillas incrustadas en la pulpa. Tales semillas son grandes, del tamaño de una almendra y de sabor amargo, y recubiertas por una pulpa mucilaginosa de color blanco y de sabor dulce y acidulado. Se les llama comúnmente “habas” o “granos” de cacao.

Los aztecas aprendieron de los mayas a cultivar y a usar el cacao. Era apreciado como reconstituyente para dar fuerza y despertar el apetito sexual, tratar la fatiga, aumentar de peso a los desnutridos, estimular el sistema nervioso en agotados y débiles, mejorar la digestión y estimular los riñones.

También se utilizaban como moneda de cambio, de hecho, Hernán Cortés pagaba a sus soldados con cacao y en el Imperio Azteca, Moctezuma recibía parte de sus tributos en bayas de cacao.

De acuerdo con los abuelos mayas, el cacao era una de las deidades más poderosas de su cosmología.


Los Circulo de Cantos

La voz humana es herencia de cada ser humano y podemos darnos la oportunidad por derecho propio de usarla para disfrutar y compartir los cantos a la vida y a la tierra de la forma como las antiguas tribus originalmente lo hacían.

Los círculos de cantos son una de nuestras ofrendas mas importantes, es una forma de agradecerle al creador desde nuestra parte mas consciente y luminosa.

El canto y la música puede representar una de las puertas mas bellas y elocuentes con lo sagrado y con la divinidad misma, El canto es un idioma que todos podemos hablar y compartir no solo con los seres humanos sino con las plantas, los animales y todos los mundos contenidos en la tierra, el cielo, el agua, el viento y el fuego.

Cynthia Sánchez Sosa

No hay comentarios:

Publicar un comentario