TODO HOLISTICO

TODO HOLISTICO
Todos Somo UNO

viernes, 17 de agosto de 2012

PROPIEDADES DEL INCIENSO


                                                   PROPIEDADES DEL INCIENSO


Este producto fue usado desde las culturas antiguas para agradar a sus dioses y purificar los templos.

Por todos es conocido el Incienso, pero pocos sabemos la importancia y el efecto de éste en nuestras vidas. Conozcamos un poco de sus orígenes, usos y algunas recomendaciones. El incienso y el aroma que despiden incitan a la espiritualidad además de ayudar a neutralizar
 las energías de baja densidad. Por ello es usado desde el origen del hombre mismo, en distintas culturas y países.


El incienso es una goma o resina que se extrae de los árboles y se vende en forma de conos o barritas de distintos aromas según el propósito. Todas las culturas antiguas los usaron para agradar a sus dioses y para purificar sus templos. El incienso no sólo se quema, sino que en algunos casos se aplica en la piel con efectos curativos, por ejemplo cuando hay llagas. En México el más conocido es el Copal, que se sigue utilizando hasta la fecha, pero muy en especial en día de muertos.


En Oriente existe la creencia de el incienso es un vehículo maravilloso para que las oraciones lleguen más rápido a los dioses. Por su aroma tiene la propiedad de cambiar el estado de ánimo, tanto de las personas que lo huelen como del lugar en que se esparcen los olores. Provocando efectos curativos y protectores del lugar contra las entidades malignas.


El incienso más popular en Oriente es el sándalo y en la India es un elemento básico para cualquier incienso que fabriquen allí. Existen muchos aromas hoy en día de inciensos, y cada uno de ellos tiene un propósito especial, además de los ya tradicionales de purificar el ambiente.

En el transcurso de este mágico suceder del hombre y al irse convirtiendo en ese algo que busca la trascendencia espiritual; descubrió y utilizó el incienso como una especie de plegaria, lo hizo parte de su práctica ritual; inatrapable como el viento, lo vio ascender con su petición; mezcló hierbas, seleccionó maderas y al colocarlas entre las llamas fue parte de ellas en su anhelo de remontarse en ese viaje mágico. Concibió una escalera sagrada, por la cual, todos los pueblos antiguos trataron de llegar a Dios.
Lo hizo parte de la historia humana, lo quemó en multitud de ofrendas, sirvió para sus ritos de iniciación y nos brindó con su aroma desde hace siglos. El poder del incienso reside, por una parte, en sus sutiles vibraciones, y por otra, en su aroma. El incienso también enriquece cualquier ritual; el incensario destaca sobre el altar y las tenues columnas de humo se entrelazan, creando una atmósfera mágica y misteriosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario