TODO HOLISTICO

TODO HOLISTICO
Todos Somo UNO

martes, 29 de mayo de 2012

Tránsito de Venus al Calendario Maya Extracto del Libro: El Calendario Maya y la Transformación de la Conciencia. Carl Johan Calleman, PH.D.


Tránsito de Venus al Calendario Maya
Extracto del Libro: El Calendario Maya
y la Transformación de la Conciencia.
Carl Johan Calleman, PH.D.



“El Espectáculo de Venus, sobre el sol es por  mucho
lo más elevado que la astronomía puede permitirse.”
Edmundo Halley, astrónomo Real, 1691
Los mayas siempre veneraron al sol, al igual que todos los pueblos antiguos, quienes sintieron una profundad afinidad con esta fuente de vida. Al sol ha sido el símbolo y la expresión del incondicional amor divino por todo el tiempo que la humanidad ha habitado este planeta, siempre proporcionándole luz y calor, y nunca pidiendo nada a cambio. Si alguna vez usted se cuestiona sobre qué es lo que debería hacerse aquí, éste es el lugar a donde voltear. Aparentemente el sol tiene confiable información cósmica y galáctica, de acuerdo con la evolución de la conciencia de todas las cosas vivientes en el sistema solar. Conforme nos acercamos a la era de luz, la edad solar de 13 Ahau, nos deberíamos preguntar qué significará esto para nuestra relación con el sol.

Los mayas también estudiaron muy de cerca de Venus y sus fases. Y por ejemplo, supieron, que cinco ciclos sinódicos de Venus de 584 días, son iguales a 8 años de la Tierra (menos dos días). A este planeta se le vio como una manifestación de Quetzalcoatl, quien alguna vez se sacrificó a sí mismo al tirarse al fuego y convertirse en este planeta. De varias formas los mayas buscaron entender cómo estaba conectado el movimiento de Venus con el tzolkin. Por ejemplo, en el códice de Dresde, el más aceptable de los códices mayas, las tablas de Venus desempeñan una función importante. Mucho del interés de los mayas por Venus, se debió de que venían a sus fases como símbolos de los procesos de muerte y renacimiento. Se pensaba que en los ocho días entre su desaparición como la estrella de la tarde y su surgimiento como la estrella de la mañana, Quetzalcoatl regresaría al submundo.

Como en este momento nos estamos acercando la conciencia iluminada del Submundo universal, nuestra compresión de la realidad está cambiando y esto cambiará la forma en que vemos al sol. No es que el sol, después de que por siglos  se le vio como un objeto físico, ahora cobra vida como una deidad. En lugar de eso, la conciencia del ser humano cambiará de tal forma que todo lo material se volverá  a reconocer también como lo espiritual. En un sentido, recordaremos  nuestra pre-caida, conciencia iluminada  y regresaremos al Paraiso Terrenal. Todos los objetos y fenómenos serán vistos  como expresiones de la viviente fuerza divina, que penetra el cosmos del cual nosotros mismos  formamos parte. A aun nivel mucho mas profundo de lo que es el caso en la actualidad, al cosmos se le reconocerá como una expresión de lo divino. Mientras que desaparecen todos los filtros  que han bloqueado nuestra visión, el Submundo universal llega a su fin y toda la creación llega  a ser dominada por la energía del 13 Ahau, 13 Luz, 13 Señor o 13 Sol, verdaderamente se experimentará el cosmos vivo.



Un evento astronómico que ninguna persona viva en la actualidad ha atestiguado con anterioridad, anunciará esta transformación final de la mente humana en una de luz, el denominado Tránsito de Venus, ( fig 9.4)  o el pasaje de Venus a través de a superficie del Sol. Sus tránsitos ocurren mayormente en pares y las últimas veces que pudieron ser observados por los astrónomos, fueron en los años 1761/1769 y 1874/1882. Esta vez, el tránsito de Venus fue el 8 de Junio del 2004. ( 5.9.2 6lk) y la segunda será el  de junio del 2012 ( 2lk). Debido a los modernos medios de comunicación, la mayoría de la humanidad será testigo de estos eventos. A diferencia de un eclipse solar, un Tránsito de Venus no se necesita observar desde un lugar en especial, y el primer pasaje se podrá ver en el Hemisferio Oriental y en la costa de los Estados Unidos ( a través de lentes fuertemente oscurecidos). Durante este pasaje de siete horas de duración de este planeta por el disco del sol, éste servirá como un espejo cósmico para la humanidad.

Ésta es una ocasión ideal, programada por el plan divino, para que nos unamos en meditación, con un enfoque de iluminación de la humanidad y la transición al Calendario Maya. Será una celebración del yo espiritual de la humanidad.

Este tránsito de Venus, es una ocasión para que la conciencia colectiva de la humanidad se integre con nuestro fundamental yo espiritual y la comprensión de que ahora estamos en un camino hacia la iluminación, de la humanidad y la transición al calendario Maya. Será una celebración del yo espiritual de la humanidad: la Celebración del Yo.

Este evento se llevó  a cabo  dos días después del punto medio de la Tercera Noche del Submundo galáctico ( 4 Ahau, 6 de junio del 2004. )  Anuncia el regreso del invisible  Árbol del mundo, la primera de las manifestaciones claras que serán evidentes en su Cuarto día. Este tránsito de Venus es una ocasión para que la conciencia colectiva de la humanidad se integre con nuestro fundamental yo espiritual y la comprensión de que ahora estamos en un camino hacia la iluminación , donde el plan cósmico fue diseñado para conducirnos.

Este regreso al submundo de Quetzalcoatl, que tradicionalmente es la deidad a quien se atribuye la invención del calendario, también significa el regreso al tradicional calendario Maya, la más exacta y avanzada expresión de cosmología de la antigua América Nativa. Una parte de nuestro conocimiento colectivo se volverá a crear para que sirva como guía para hacer completa la cultura global. La gente de todos lados del mundo, sin importar la raza, género, religión y nacionalidad, participará en este evento.

imagen


También el regreso de Quetzalcoatl significará el retorno de la integridad a la humanidad, mientras que la luz del hemisferio Oriental, se agrega en formas más tangibles a la luz que brilla en el Hemisferio Occidental. Para aquellos que buscan un camino iluminado, la intención será integrar los dos aspectos de nuestra existencia en un nivel individual e integrar los dos  modos de pensar, actuar y ser que son mediados por los dos hemisferios. Así en este evento, una meditación global se debería enfocar en la unidad, enfocarse en integrar el Occidente y el Oriente, y trascender las dualidades que, colectiva e individualmente, nos pueden desviar de un camino hacia la iluminación.

Por lo tanto, esta celebración no tiene nada que ver con la astrología, como es costumbre pensar. Tampoco se trata de esperar que Venus automáticamente provoque algo para que pase sobre la Tierra.  Más bien, el cosmos ofrecerá, entonces, una oportunidad, un espejo único,  en el cuál la humanidad pueda verse reflejada a sí misma, conforme da otro paso hacia el camino  a la iluminación.  El Tránsito de Venus es una oportunidad  que no tiene ningún significado, a no ser que se tome . Su principal  papel es ser un punto unificador para el yo, teniendo ludar dos dias después de un importante cambio ondulatorio en el calendario Maya.

Una meditación por el tránsito de Venus podría tomar la forma de una mediación por Gaia. Esto significa que usted puede imaginar su propia  cabeza dentro de; o verdaderamente llegando a ser, el centro interno de la Tierra. Entonces debe poner sus ojos en las Islas Hawaianas de esta Tierra imaginada, para que el hemisferio izquierdo del cerebro corresponda al Occidental

La más activa forma de romper el trance cultural de los calendarios materialistas, es marcar los cambios importantes de energía en el Maya, por medio de poderosas ceremonias o meditaciones  globalmente sincronizadas. Su ritmo debería ser igual al que una vez siguió el ahauob Maya ( ver fig. 1.5, página 9 ) Se deb n realizar los cambios de tun y de medio tun ( fig. 9.5) en días Ahau en el verdadero calendario tzolkin. Si se puede establecer un ritmo como ese, que empiece en el día 4 Ahau – junio 6, 2004 – y continúe cada 180 días, esto contribuirá mucho para que la humanidad logre el estado de iluminación. En una escala global del ritmo del calendario Maya una innovación servirá, por sí misma, como una guía en el futuro. Esto sigue sin decir que el
participar en esta meditación no significa adherirse a alguna religión, filosofía o tradición espiritual en particular, tampoco pueden excluirse de ellas. A través de los tránsitos de Venus, el cosmos está emitiendo una invitación para todos sobre el planeta, para que participen en la creación de una mente colectiva de unidad y así prepararnos para lograr la eterna consciencia cósmica.

Debido a que es un calendario de flujo cósmico espiritual, el Maya es fundamentalmente uno de resonancia con el plan divino. Para aquellos  que buscan la integridad, el cambio del calendario, la transición de Venus al calendario Maya, se trata intuitivamente acceder a los cambios de energía inherentes en el plan cósmico de tiempo. Organizar y participar en tales meditaciones contribuirá al surgimiento  de un campo de intuición y telepatía entre los seres humanos. Empezando con el día 4 Ahau    ( 6 de junio del 2012), que estableció la etapa para la celebración del tránsito de Venus, dos días después ( 6 lk, diseminación), se pueden  organizar meditaciones globales en una base de tun, de acuerdo al plan de tiempo antes descrito. Esto apoyará el reconocimiento del flujo del plan cósmico  de tiempo con el común enfoque sobre la iluminación  de la Tierra el día  13 Ahau, 28 de octubre del 2012. La transición del calendario Maya y el proceso basado  en el tun de la creación divina, toma la forma de participación en una serie de meditaciones y así crea una alineación con los principales cambios de energía del Submundo galáctico.

Los días 6- 8 de junio del 2004 marcaron el comienzo de la transición de Venus al calendario Maya, que es de vital importancia en el tránsito de este planeta. La fecha gregoriana del 6 de junio, marca un crucial cambio de medio tun en el día 4 Ahau, una energía que deriva algo de poder del hecho de que fue esta misma energía la que trajo las enseñanzas de Jesús. Por su poder, ésta energía Tzolkin también es lo que la tradición Maya se llama un Día Quemador, que todavía se celebra en Guatemala. De igual forma es la última energía de la tradicional Cuenta Larga. La energía de 4 Ahau se extenderá aún más fuertemente a través del mundo en el día de la propagación, 6 lk        ( 6 Ehecatl, el aspecto del dios del viento inspirador de Quetzalcóatl ), el día del Tránsito de Venus. Las actividades en las energía 4 Ahau, 5 Imix, y 6 lk debería crear en todos nosotros una consciencia en la cual ambos aspectos, el masculino y el femenino, así como el Oriental y el Occidental, se integren.

La transición al calendario Maya no podría llegar como resultado de un decreto, como el papel que instituyó el calendario Gregoriano en 1528. Los cambios de energía se tienen que experimentar.  Se necesita ayuda para que grupos más grandes de personas, reconozcan los cambios de energía, que la gente ya experimenta

Únete y comparte esta oportunidad ÚNICA E IRREPETIBLE  PARA EL CAMBIO DE CONCIENCIA PLANETARIA!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario